Vida en USA

Vida en USA

En este artículo te informamos sobre distintos aspectos sobre la vida en los Estados Unidos de América: precios de la canasta básica, la cultural norteamericana, normas de cortesía. cuestiones de género y gastronomía. 

Precios en USA

De acuerdo con nuestros cálculos comparativos, los precios en Estados Unidos son un 123% más elevados que los españoles. Pero como en todos los países, estos varían de un sitio a otro. He aquí una lista de los precios de 14 productos, relativos a las tres principales ciudades del país.

 

Producto ciudad  Nueva York  Chicago  Los Ángeles
Alquiler de un piso de 3 hab. en el centro  3700 €  1900 €  2200 €
Alquiler de un piso de 3 hab. fuera del centro  1850 €   1100 €  1500 €
Alquiler de un piso de 1 hab. fuera del centro  1100 €   700 €  800 €
500 g. de pan  2,20 €  1,50 €  2,30 €
1 litro de leche  0,90 €  0,60 €  0,80 €
1 kg. de arroz  1,50 €  0,90 €  1,30 €
1 kg. de tomates  3,50 €  2 €  1,90 €
Un café Capuccino en una cafetería  2,80 €  2,80 €  2,90
Un tercio de cerveza  5,10  3,70 €  4,50 €
Comida en un restaurante medio  10,50 €  7,50 €  8,50 €
Billete sencillo de transporte público  1,70 €  1,70 €  1,10 €
Factura de la luz, agua, gas y recogida de basura  90 €   160 €  90 €
Internet (ADSL, 6 mb.)   40 €  30 €  30 €
Un litro de gasolina   0,80 €  0,80 €  0,80 €

 

 

Cultura de los Estados Unidos

 Los estadounidenses son directos, muy asertivos, y dicen las cosas sin tapujos. La sociedad norteamericana es muy plural, fundada sobre infinidad de etnias, y eso se nota en cada rincón del país.  El individualismo, como característica de la cultura occidental, es aún más acusado en los Estados Unidos. La mentalidad del vive y deja vivir, impregna la vida norteamericana, a veces hasta el punto de ignorar las necesidades ajenas con más facilidad que en otros lugares.

También el  igualitarismo está muy marcado,  como ocurre en todo Occidente. Esto deriva en una cierta informalidad en los modos y el vestir, lejos de la rigidez social que todavía presentan , en mayor o menor grado, algunas sociedades del norte y centro de Europa.

En el trabajo los estadounidenses son muy competitivos y a menudo incansables. La máxima time is money guía la vida profesional hasta el punto de que muchos norteamericanos no se toman vacaciones por miedo a ser mal vistos.

Son un pueblo muy orgulloso de su nación, con un sentido del patriotismo rayano en lo religioso. A menudo muestran un apego al militarismo que a muchos europeos se nos puede antojar cosa de otro tiempo.

 

Cortesía

Los estadounidenses se saludan estrechándose la mano con firmeza. Si el apretón no es firme pueden considerarlo un signo de debilidad.

Es de buena educación que las palabras please (por favor) y thank you (gracias) figuren en los primeros puestos de tu vocabulario diario.

A la hora de saludarse en un entorno informal, se utilizan expresiones como Hi (forma breve de hola), How are you? (¿Cómo estás?), What's up? (¿Qué hay?). Asimismo, suelen despedirse con un See you (nos vemos), Take it easy (tómatelo con calma) o Come by some time (Acércate en algún momento).

Cuando estronudan, debes decir Bless you o Gesundheit, aunque sean de otras etnias.

En la mesa la etiqueta es relajada. Es conocido que algunos alimentos se comen con la mano y no está mal visto que rechaces algún alimento.

En el trabajo se valora la autonomía. Si te muestras capaz de resolver problemas con poca supervisión, incluso de manera independiente y creativa, ganarás puntos en la empresa.

El ambiente de trabajo varía entre el sector público y el privado. En los organismos públicos es más conservador, con un estilo de mando más tradicional. En la empresa privada se impone la competitividad y la eficiencia, por lo que hay menos tiempo para formulismos.

Cuestión de género

Como es corriente en los  países democráticos, las leyes garantizan la igualdad de derechos entre ambos géneros. Sin embargo, en el mundo del trabajo esto todavía no se cumple. Las mujeres empleadas a tiempo completo cobran de media 10.000 $ anuales menos que los hombres. Asimismo, todavía no es frecuente, aunque sí hay casos, de mujeres en los puestos más altos de las empresas.

Gastronomía

La cocina de los Estados Unidos es el fruto de multitud de influencias culturales, en ocasiones con variantes propias. Todo esto, junto con las prisas que impone la vida moderna, ha generado la fast food (comida rápida) que envuelta en un poderoso marketing se ha dado a conocer al resto del mundo.

Las comidas diarias en Estados Unidos son las siguientes:

  • Breakfast (desayuno): tiene lugar de 7 a 8 de la mañana. En Estados es tan habitual hacer un desayuno típico inglés, -basado en huevos revueltos, panceta o salchichas y patatas-, como desayunar cereales con leche, tostadas con mantequilla y repostería (pancakes, muffins...).
  • Brunch o break (almuerzo ligero): en ocasiones pueden hacer un tentempié a media mañana. Es frecuente hacerlo en las mañanas de los domingos, y entonces recibe el nombre de brunch. Los estudiantes también hacen un break o snack hacia las 10 o las 11 de la mañana.
  • Lunch (comida a mediodía): los norteamericanos comen entre las 11.30 y las 2 de la tarde. Suele ser una comida ligera, normalmente ensalada y sandwich, o algún tipo de comida rápida.
  • Dinner/Supper (cena): el horario de la cena oscila entre las 18 y las 20 horas de la tarde. Se trata de la comida principal y más variada del día. Es el momento de comer pasta, pollo, costillas de cerdo, pizza, etc... Entre semana, dados los ajetreos del día a día, suele cenar comida congelada. Es en fin de semana cuando se ponen cocinar si es que no salen a restaurantes, cosa que hacen muy a menudo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *