Trabajo en Suiza

Un vistazo al trabajo en Suiza

Tres idiomas diferentes pueden darte acceso al mercado de trabajo en Suiza: francés, alemán e italiano. Y es que Suiza es diferente a cualquier otro país. Con sólo 7 millones de habitantes, ha sabido introducirse en la vida de todos nosotros. ¿Quién no ha consultado la hora en un reloj suizo, ha abierto una navaja, una tableta de chocolate o un queso suizo? A la hora de contratar un producto financiero o un seguro es fácil caer en manos suizas, y todavía no se ha visto un alto cargo corrupto que no haya poseído una cuenta bancaria en este país.
La originalidad de Suiza está en las raíces mismas de su historia. Nunca ha existido un pueblo suizo que comparta una lengua, ni siquiera existe parentesco entre todos sus idiomas. Una parte de los suizos habla Francés, otra Alemán y los otros Italiano, por no mencionar a las comunidades montañesas que hablan el Romantsch. Un lema que define muy bien su mentalidad es Unidad pero no uniformidad.
Desde los orígenes de la Confederación Helvética, los suizos dieron muestras de su singular concepción de la sociedad. El pacifismo y la neutralidad son dos rasgos fundamentales de su sistema político . Suiza, a diferencia de otros países europeos, no perdió una sola década del siglo XX porque supo mantenerse al margen de todas las guerras, incluidas las dos Guerras Mundiales.
Sin embargo a los suizos tienen un planteamiento militar bastante singular. Es uno de los últimos países de Europa Occidental con servicio militar obligatorio. Además, los suizos reciclan cada año su entrenamiento militar con un curso de unas semanas de duración. Asimismo, en el servicio militar se facilitan armas a los ciudadanos, que estos guardan en sus casas de por vida. No existe un registro detallado del armamento que existe en manos de particulares en Suiza, pero seguramente hay más armas per cápita que en EEUU.
Mucho se ha hablado también del sistema político de Suiza. Los ciudadanos pueden participar directamente en la toma de decisiones, votando proyectos de ley o reformas, en un proceso que puede volverse interminable antes de alcanzar el consenso.
La ética del trabajo y la prosperidad personal, que tiene sus raíces en el pasado calvinista de la confederación, han influido decisivamente en la actual prosperidad del país y en el tan discutido Secreto Bancario, que ha convertido a Suiza en la caja fuerte de los negocios turbios del mundo.
Suiza es uno de los países con menos paro del mundo, en torno al 4%, y también con un salario medio más elevado, lo que lo convierte en uno de los países más caros. Estos datos son sin duda un reclamo para la llegada de inmigrantes en busca de trabajo en Suiza. Sin embargo, ten en cuenta que si llegas sin un contrato, los ahorros se te acabarán más pronto que en la mayoría de los países. Suiza ha sido durante décadas un imán para la inmigración. Muchos españoles emigraron en los años setenta en busca de trabajo, y, en términos globales, más del 20% de la población es extranjera. Pero atención, ni los altos salarios ni el bajo desempleo pueden garantizarte que encuentres un empleo. Nuestra Meteorología del Empleo te permitirá descubrir si tu perfil profesional es uno de los más demandados en Suiza.
En cuanto a su geografía, Suiza carece de una gran capital o grandes metrópolis que se imponga al resto de ciudades. La mayor ciudad es Zürich, con una población similar a la de Alicante o Bilbao. Le siguen Ginebra y Basilea, que vendrían a ser como Castellón de la Plana. Berna, la capital nacional, tiene una población similar a la de Tarragona.
Zürich es la ciudad más rica, verdadero centro financiero del país. Se trata de la ciudad con más población extranjera, aproximadamente el 30% de sus habitantes. En el otro extremo del país, en la zona francófona, Ginebra es sede de instituciones internacionales, como la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Desempleo 4,2% (Statistique Suisse) / Entre los extranjeros ronda el 10%
Ingresos mensuales per cápita 5.200 € al mes (Banco mundial)
Rango de salarios de un graduado universitario De 4.700 a 8.400 € al mes
Precios en comparación con los españoles 176%
Crecimiento del PIB previsto para 2013 1,3% (FMI)
Índice de Desarrollo Humano 0,913 (9º puesto mundial)
Anuncios de empleo encontrados por nosotros Más de 150.000
Moneda Franco Suizo (CHF)
Entrada desde España Con DNI o pasaporte en regla
Entrada desde América Latina Con un contrato de trabajo suizo o un visado
Cómo se dice Buenos Días Guten morgen, Bonjour, Buongiorno
Cómo se dice gracias Danke, Merci, Grazie
Embajada de Suiza en España http://www.eda.admin.ch/madrid

 

ApetSwizSiy

Un vistazo a Suiza

Suiza es diferente a cualquier otro país. Con sólo 7 millones de habitantes, ha sabido introducirse en la vida de todos nosotros. ¿Quién no ha consultado la hora en un reloj suizo, ha abierto una navaja, una tableta de chocolate o un queso suizo? A la hora de contratar un producto financiero o un seguro es fácil caer en manos suizas, y todavía no se ha visto un alto cargo corrupto que no haya poseído una cuenta bancaria en este país.

La originalidad de Suiza está en las raíces mismas de su historia. Nunca ha existido un pueblo suizo que comparta una lengua, ni siquiera existe parentesco entre todos sus idiomas. Una parte de los suizos habla Francés, otra Alemán y los otros Italiano, por no mencionar a las comunidades montañesas que hablan el Romantsch. Un lema que define muy bien su mentalidad es Unidad pero no uniformidad.

Desde los orígenes de la Confederación Helvética, los suizos dieron muestras de su singular concepción de la sociedad. El pacifismo y la neutralidad son dos rasgos fundamentales de su sistema político . Suiza, a diferencia de otros países europeos, no perdió una sola década del siglo XX porque supo mantenerse al margen de todas las guerras, incluidas las dos Guerras Mundiales.

Sin embargo a los suizos tienen un planteamiento militar bastante singular. Es uno de los últimos países de Europa Occidental con servicio militar obligatorio. Además, los suizos reciclan cada año su entrenamiento militar con un curso de unas semanas de duración. Asimismo, en el servicio militar se facilitan armas a los ciudadanos, que estos guardan en sus casas de por vida. No existe un registro detallado del armamento que existe en manos de particulares en Suiza, pero seguramente hay más armas per cápita que en EEUU.

Mucho se ha hablado también del sistema político de Suiza. Los ciudadanos pueden participar directamente en la toma de decisiones, votando proyectos de ley o reformas, en un proceso que puede volverse interminable antes de alcanzar el consenso.

La ética del trabajo y la prosperidad personal, que tiene sus raíces en el pasado calvinista de la confederación, han influido decisivamente en la actual prosperidad del país y en el tan discutido Secreto Bancario, que ha convertido a Suiza en la caja fuerte de los negocios turbios del mundo.

Suiza es uno de los países con menos paro del mundo, en torno al 4%, y también con un salario medio más elevado, lo que lo convierte en uno de los países más caros. Estos datos son sin duda un reclamo para la llegada de inmigrantes. Sin embargo, ten en cuenta que si llegas sin un contrato de trabajo, los ahorros se te acabarán más pronto que en la mayoría de los países. Suiza ha sido durante décadas un imán para la inmigración. Muchos españoles emigraron en los años setenta y, en términos globales, más del 20% de la población es extranjera. Pero atención, ni los altos salarios ni el bajo desempleo pueden garantizarte que encuentres un empleo. Tú éxito en Suiza depende más bien del índice de contrataciones, y actualmente se sitúa en la línea de lo que ocurre en el resto de Europa. La creación de empleo suele oscilar entre el 0% y el 5% de los empresarios con intenciones de contratar.

En cuanto a su geografía, Suiza carece de una gran capital o grandes metrópolis que se imponga al resto de ciudades. La mayor ciudad es Zürich, con una población similar a la de Alicante o Bilbao. Le siguen Ginebra y Basilea, que vendrían a ser como Castellón de la Plana. Berna, la capital nacional, tiene una población similar a la de Tarragona.

Zürich es la ciudad más rica, verdadero centro financiero del país. Se trata de la ciudad con más población extranjera, aproximadamente el 30% de sus habitantes. En el otro extremo del país, en la zona francófona, Ginebra es sede de instituciones internacionales, como la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Recursos de empleo en Suiza

Plurilingües

En alemán

En francés

En italiano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *