Leyes y sistema sanitario en Reino Unido

Legislación laboral y sistema de salud en Reino Unido

A continuación te presentamos información clave sobre contratos laborales, horario y vacaciones, indemnización por despido, así como los impuestos y el sistema de salud inglés. Todo lo que necesitas saber sobre las leyes y el sistema sanitario en Reino Unido.

Contrato de trabajo en Reino Unido

En Reino Unido un contrato laboral puede ser oral o escrito. Es recomendable siempre formalizarlo por escrito.

Dos meses después de firmado el contrato, el empresario entregará al trabajador una descripción por escrito de sus condiciones de trabajo (salario, formas de pago, horas de trabajo, vacaciones, preaviso, etc…).

Respecto al periodo de preaviso, en caso de no figurar indicado en el contrato, será de una semana para aquellos trabajadores que cuenten entre una semana y dos años en la empresa. Se ampliará a dos semanas, si el trabajador lleva entre 2 y 3 años en la empresa, y a partir del tercer año se añadirá una semana por cada año trabajado, hasta un máximo de doce semanas de preaviso.

En cuanto a la forma de pago, por tradición suele ser semanal, especialmente en la industria, y mensual en el resto de los sectores.

La legislación británica no estipula una duración para el periodo de prueba, y en general los trabajadores que cuenten menos de dos años en la empresa no tienen derecho a indemnización por despido ni a recurrir por despido improcedente.

Jornada laboral y vacaciones

La legislación fija un máximo de 48 horas semanales trabajadas, aunque por acuerdo voluntario se pueden trabajar más horas. No obstante, los británicos suelen trabajar entre 37 y 40 horas semanales.

El descanso semanal mínimo es de un día a la semana, o dos días cada dos semanas.

Normalmente se tiene derecho a 28 días de vacaciones al año, si se trabaja cinco días semanales. Si se trabaja menos, los días de vacaciones son el resultado de multiplicar los días semanales de trabajo por 5,6.

Salario

La cuantía del salario mínimo depende de la edad del trabajador. Así pues, se distribuye de la siguiente manera:

  • Aprendices y menores de 18 años, por lo general, unos 4,3 euros la hora.
  • Los trabajadores de entre 18 y 20 años de edad cobrarán un mínimo aproximado de 6 euros la hora.
  • Para aquellos que cuenten más de 21 años, el salario mínimo será de unos 7,25 euros la hora.

De todos modos, el salario medio ronda los 2.700 euros.

Prestaciones por desempleo

En Reino Unido existen dos prestaciones por desempleo distintas:

  • Contribution-based jobseeker allowance: es de carácter contributivo. Para accede a ella se debe haber trabajado el período mínimo exigido por la Seguridad Social. Estar capacitado y en condiciones de trabajar, y firmar un compromiso de búsqueda activa de empleo.  Esta prestación dura un periodo máximo de 26 semanas, y asciende a unos 63,7 euros semanales para trabajadores menores de 25 años, y unos 80,4 euros para aquellos que superen esa edad
  • Income-based jobseeker allowance: para recibirla hay que ser residente en el Reino Unido, y acreditar una situación de necesidad de recursos.

Exportar la prestación por desempleo española

Los ciudadanos que se encuentren cobrando la prestación por desempleo española pueden exportar este derecho al Reino Unido. Allí seguirán cobrando, pero sólo durante tres meses como máximo, prorrogables a otros tres.

Los pasos son los siguientes:

  1. Antes de irte a Reino Unido, hay que solicitar el formulario U2 en la oficina de empleo.
  2. Una vez en Reino Unido, presentarlo en la oficina del Jobseeker en un plazo máximo de 7 días desde la llegada al país.
  3. El trámite para recibir la prestación puede durar dos o tres meses, pero una vez concluido, la prestación se abonará cada 15 días.
  4. Con la misma periodicidad, 15 días, habrá que acudir al Jobseeker para certificar que sigues buscando empleo.

Para más información:     http://www.hmrc.gov.uk/nonresidents/fagca3916.html

Impuestos

Los británicos pagan el impuesto sobre la renta o Income Tax con arreglo al sistema PAYE (Pay as you earn). Esto significa que el empresario deduce una cantidad semanal o mensual y la abona a la administración.

El año fiscal dura desde el 6 de abril al 5 del mismo mes del año siguiente. La cantidad mínima por la que no se tributa es de unas 7.475 libras (8900 euros) al año.

Los tipos impositivos son los siguientes:

  • De 7.475 a 35.000 libras (unos 41.650 euros) se tributa el 20%
  • De 35.000 libras hasta 150.000 (unos 180.000 euros), el 40%
  •   Por encima de 150.000 libras, se tributa el 50%.

En Reino Unido no es necesario hacer la Declaración de la Renta, pero en el caso de que pienses que se te ha retenido una cantidad inadecuada, puedes acudir a H&R Revenue & Customs Enquiry Centre a solicitar la devolución de impuestos.

Los británicos pagan de IVA (VAT o Valued Added Tax) una tasa general del 20%. Sin embargo, algunos artículos, como comida, ropa infantil, libros o alquileres, están exentos. Para productos de higiene femenina o fuel de uso doméstico, entre otros, se aplica una tasa reducida.

A nivel local, se paga el Council Tax, para financiar los servicios públicos de la zona donde reside el ciudadano.

Sistema de salud inglés

Es recomendable, al desplazarse a otro país comunitario, obtener la TSE (Tarjeta Sanitaria Europea). Este documento se puede solicitar en España en cualquiera de los centros CAISS, Centros de Atención e Información de la Seguridad Social.

El NHS, el Sistema Nacional de Salud británico fue el primero en proveer asistencia universal gratuita a todos los ciudadanos.

Además de los británicos, los ciudadanos comunitarios tienen derecho a recibir asistencia gratuita o subvencionada del NHS. Comparten este derecho los ciudadanos de territorios que tengan acuerdos recíprocos en materia sanitaria con el Reino Unido. Dichos países son, a parte de los comunitarios: Anguila, Australia, Barbados, Islas Vírgenes Británicas, las Islas del Canal, Gibraltar, Islas Malvinas, Montserrat, Nueva Zelanda, Rusia, Santa Helena, Suiza, Turquía e Islas Caicos.

El Sistema de Salud británico se organiza de un modo similar al español. Posee los siguientes tipos de centros:

  • Primary care (atención primaria): en el operan una serie de profesionales independientes asociados al NHS. Éstos incluyen al médico de cabecera, dentistas, oftalmólogos y farmacéuticos.
  • Secondary care (atención secundaria): también conocido como cuidados agudos. En ellos se provee atención de urgencias y operan los médicos especialistas. Al igual que en España, es el médico de cabecera el que dirige al paciente a los especialistas.