Currículum en Noruega

Cómo preparar una candidatura de empleo en Noruega

En esta sección te informamos de cómo es un currículum en Noruega. Qué buscan los empresarios y qué esperan de ti. También te orientamos para hacer la carta de presentación. 

Por otra parte, nuestros expertos pueden preparar estos documentos para ti, y si quieres diferenciarte definitivamente del resto de candidatos, pueden ayudarte a hacer un videocurrículum, y también crear tu marca personal y una página web profesional para ti. Puedes consultar a nuestros expertos a través de este enlace: Nuestros expertos

Carta de presentación

Es importante acompañar el currículum con una carta, en la que te das a conocer al empresario. En ella has de emplear un estilo directo y conciso, evitando las frases complicadas, y es importante no repetir lo ya dicho en el currículum. En caso de que esto fuera inevitable, conviene usar sentencias al estilo de: “como figura en mi currículum” o similares. También deberías mencionar cualquier contacto que hayas tenido con un miembro de la empresa antes de enviar el currículum.

También es aconsejable enviar tanto la carta como el currículum por duplicado, en noruego y en inglés.

La estructura de la carta sería como sigue:

  • Encabezamiento, situado en la parte superior izquierda: primero tu nombre y tus datos personales, más abajo el nombre del empresario y los datos de la empresa.
  • El cuerpo principal de la carta: comienza haciendo referencia al puesto al que aspiras, cómo has sabido de él, y después enlaza con tus características personales, experiencia y formación, que te hacen idóneo para el puesto. Anúnciate, pero sin exageraciones; a los noruegos les agrada más la sutileza que el ensalzamiento injustificado. Manifiesta también tu disponibilidad horaria y tu facilidad para incorporarte de inmediato. Por último, deberías acabar el texto expresando tu deseo de concertar una entrevista.
  • Despedida: en ella deberías mencionar que piensas llamar a la empresa para obtener respuesta a tu candidatura.

Y por último, no olvides firmar la carta

Currículum

Los empresarios noruegos aceptan currículos escritos tanto en noruego como en inglés, aunque es muy recomendable tener conocimientos de la lengua local para conseguir trabajo en el país.

Los currículos pueden ser de dos o tres páginas y suelen incluir las siguientes secciones:

  1. Información personal, en la que mencionarás los siguientes datos: nombre y apellidos, dirección postal, teléfono, fax y correo electrónico; a continuación (o también puede figurar después del nombre y los apellidos) se menciona la fecha y el lugar de nacimiento o nacionalidad.
  2. Experiencia laboral: es el principal apartado del currículum. Tus experiencias laborales habrán de figurar también en orden cronológico inverso, de más reciente a más antigua. Las principales características del puesto de trabajo serán incluidas, tales como el nombre y la dirección de la empresa, o el cargo ocupado y sus responsabilidades. Asimismo, deberías mencionar los cambios de cargos y promociones dentro de una empresa y las nuevas obligaciones. Por ejemplo:

    2007-2010: Axia Applications, programador, tareas desempeñadas: desarrollo de software y asistencia técnica.

    Tendrás que hacer hincapié en aquellos datos relacionados con el puesto al que aspiras. No obstante, si hay vacíos en tu carrera profesional, tendrás que justificarlos debidamente. También deberás explicar las razones por las que abandonas el actual puesto de trabajo.

    Los solicitantes que se encuentren en situación de trabajo temporal tendrán que especificar las condiciones del mismo, en tanto que los estudiantes o los graduados recientes deberán incluir los trabajos de verano o a tiempo parcial.

  3. Formación: tu historial académico habrá de figurar en orden cronológico inverso, de títulos más recientes a más antiguos. Las entradas incluirán el nombre y la dirección de la institución, y se especificarán las fechas. Se hará hincapié en las áreas de especialización. También habrías de mencionar las actividades extracurriculares, premios y preparación especializada, sobre todo aquellas actividades en las que el solicitante muestra más preparación o que destacan aspectos interesantes de él, como organizar proyectos, participar en diarios estudiantiles o haber capitaneado un equipo deportivo.
  4. Conocimientos lingüísticos: como ya hemos dicho antes, tu currículum brillará más si puedes acreditar conocimientos de noruego. Por otra parte, un buen dominio del inglés es imprescindible en este país nórdico.
  5. Otras actividades: es importante en Noruega. A través de ella el empleador se forma una idea de tu personalidad y su adecuación al puesto. En este apartado puedes hablar de deportes, aficiones y actividades extracurrículares, mencionando los logros conseguidos. Deberías mostrarte dinámico, con iniciativa y capacidad de liderazgo, pero sin exagerar, en un término medio.

Recuerda también que conviene firmar el currículum. Además es aconsejable que presentes dos copias en cada candidatura, una en noruego y otra en inglés.

También es aconsejable que acompañes tu candidatura de empleo con copias de certificados académicos y referencias de antiguos empleadores.

Información personal y entrevista

A menudo, después de recibir un currículum, la empresa se puede poner en contacto contigo para pedirte información personal. No se refiere a información profesional, sino a tu vida privada. Información sobre tus expectativas personales, saber con quién vives en Noruega, cuáles son tus objetivos personales. En este sentido te valorarán si muestras un carácter familiar o das importancia a la familia.

Es recomendable, previamente a la entrevista, que te informes bien sobre la empresa a la que optas; estar preparado para cualquier pregunta respecto a la misma. Incluso deberías conocer al posible entrevistador. Para esta tarea puede ayudarte la red social LinkedIn.

Tanto en la entrevista como en el resto del proceso de selección, es poco aconsejable alardear de las propias cualidades. Los empleadores noruegos no esperan solicitantes arrogantes, más bien valoran una cierta humildad.