Vida en Holanda

El día a día en los Países Bajos

La eterna lucha de los neerlandeses por dominar el mar ha forjado un carácter singular. Serios en el trabajo, como otros pueblos del norte de Europa, son alegres, deshinibidos, mediterraneos incluso en las situaciones informales. Si quieres dar la mejor imagen de ti y de tus raíces a los neerlandeses, sigue leyendo y aprende algunos consejos sobre la vida en Holanda.

Precios en Holanda

Como en todos los países, en Países Bajos los precios varían considerablemente entre las grandes ciudades y los lugares más pequeños. No obstante, Países Bajos es un territorio especialmente urbano, por lo que esas variaciones son más suaves. Asimismo, según nuestros cálculos, los precios en los Países Bajos son un 136% más elevados que los españoles.

Producto Ciudad  Amsterdam  Rotterdam  La Haya 
Alquiler de un piso de 3 hab. en el centro  1700 €  1400  1550 €
Alquiler de un piso de 3 hab. fuera del centro  1200 €  1000  1100 €
Alquiler de un piso de 1 hab. fuera del centro  760 €  630 €  600 €
500 g. de pan  1,29 €  1,21 €  1,16 €
1 litro de leche  0,91 €  0,88 €  0,93 €
1 kg. de arroz  1,71 €  1,70 €  1,47 €
1 kg. de tomates  2,14 €  1,80 €  1,79 €
Un café Capuccino  2,59 €  2,41 €  2,80 €
Un tercio de cerveza  3 €  3 €  4 €
Una comida en un restaurante medio  15 €  15 €  16 €
Pantalones Levis  80 €  86 €  85 €
Un vestido de verano  42 €  38 €  75 €
Billete sencillo de transporte público  2,70 €  2,60 €  3 €
Factura de luz, agua, gas y recogida de basuras  170 €  165 €  180 €
Internet (ADSL, 6 mb.)  25 €  24 €  24 €
Un litro de gasolina  1,75 €  1,76 €  1,78 €

 

 Nederlandig ñiwut reuhaz

El carácter neerlandés

A lo largo de la historia unos pueblos se han conquistado a otros, sin embargo, en el caso de los Países Bajos la conquista fue el mar. Sí, literalmente, puesto que los neerlandeses llevan 900 años ganando terreno al mar mediante pólders. Esta invención consiste en aislar un trozo de mar de poca profundidad rodeándolo con un dique, y después ir bombeando el agua hasta desecarlo y convertirlo en tierra cultivables. Y así, las nuevas tierras conquistadas, se poblaban de molinos de viento, que eran tradicionalmente las bombas hidráulicas con las que los neerlandeses desecaban las tierras.

Hoy en día, una parte importante del país se encuentra por debajo del nivel del mar, protegida por diques. Los neerlandeses siempre han tenido conciencia de la vulnerabilidad de su territorio frente al mar derrotado. Un ejemplo de esta conciencia es el cuento de Peter, el pequeño héroe de Holanda, que paso una noche a pie de dique, tapando un agujero con el dedo para el mar no inundara su país.

Se dice que, debido a esta circunstancia, los neerlandeses tienen un gran espíritu de cooperación comunitaria.

Este hecho, la lucha constante con el mar, influye en la mentalidad del pueblo. Incluso el nombre de su nación Nederland, los Países Bajos, se refiere a la altura “submarina” de muchas de sus tierras. Por cierto, el nombre de Holanda, a la hora de referirse a su país, no es del todo correcto, porque se refiere concretamente a las provincias costeras occidentales del país.

A resultas de su peculiar condición geográfica, en Países Bajos no hay apenas desniveles, y así la bicicleta es uno de los medios de transporte más ampliamente utilizados y típicos de los Países Bajos.

Otra característica de su personalidad cultural, es un estilo de comunicación más informal y directo que en los países vecinos. Son en general gente alegre, más optimista y con un humor más bronco que en otras tierras del norte de Europa. Son, en definitiva, un poco más mediterráneos. También son muy abiertos en familia, y los conflictos entre generaciones son menores que en otros países. De hecho, varios estudios (http://www.physorg.com/news159521415.html) sitúan a Países Bajos como el mejor lugar de Europa, o incluso del mundo según Unicef, para ser niño.

En el aspecto laboral, en cambio, los neerlandeses son muy serios. En las oficinas reina el silencio. Los despachos a menudo permanecen cerrados y hay que llamar a la puerta antes de entrar, y luego cerrar la puerta al salir.

Las jerarquías no son tan rígidas como en otros países europeos. Se dice que Países Bajos es el único país en el que el jefe no es realmente el jefe. Y es cierto, hasta cierto punto. Los directivos trabajan en el equipo, codo a codo con sus empleados. Resuelven problemas, facilitan la participación y el aporte de iniciativas de los empleados, aunque ellos toman las decisiones finales.

Cuestión de género

Las mujeres disfrutan de igualdad en el trato y oportunidades con los hombres. No obstante, a la hora de ser madres, es habitual que dejen el puesto de trabajo, parcial o totalmente, para criar a su hijos. Por este motivo, hay menos mujeres en puestos directivos que en otros países europeos. Sin embargo, aquellas que deciden conservar el empleo íntegro durante la crianza de sus hijos no afrontan discriminación de ninguna clase, simplemente tendrán menos compañeras femeninas.

Comidas

El desayuno neerlandés consiste en una taza de café o té, acompañada de cereales o repostería. El almuerzo, al mediodía, es ligero, y suele consistir en bocadillos o una rebanada de pan de molde con beicon o huevo a la que llaman uitsmijter.

La cena tiene lugar a las 19 h. de la tarde, y es la comida principal del día. La carne y las patatas no suelen faltar en esta comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *