Visa y Permiso de Trabajo para Francia

Como entrar en Francia

La necesidad de obtener una visa para Francia depende de tu nacionalidad. La situación no es la misma para los ciudadanos comunitarios que para aquellos de países ajenos al Espacio Schengen. Y aun entre estos últimos, hay diferentes requisitos según el país de procedencia.

Ciudadanos Comunitarios

Francia, al igual que España, forma parte del espacio Schengen. Así pues, los ciudadanos españoles pueden buscar trabajo o abrir un negocio en Francia sin más documentación que el DNI o el pasaporte en regla. A partir de este momento podrás quedarte en el país si te encuentras ejerciendo una actividad profesional.

Pasaporte francés antiguo. Wikimedia Commons
Pasaporte francés antiguo. Wikimedia Commons

Cuando tengas un empleo podrás solicitar el permiso de residencia (titre de séjour). No tienes la obligación de obtenerlo, pero es recomendable porque facilita muchos trámites. Puedes solicitarlo en la Prefectura de Policía de la localidad donde residas, o en el Ayuntamiento.

En caso de no haber encontrado trabajo, podrás permanecer hasta seis meses si puedes acreditar que te encuentras en el paro de forma involuntaria.

Cuando lleves cinco años en el país, adquieres de forma automática la residencia permanente.

Hay muchas formas de demostrar que has pasado en Francia los últimos cinco años. Además, durante ese tiempo puedes ausentarte del país un máximo de seis meses al año, y hasta 12 si es por un motivo importante, como una enfermedad grave, estudios o un destino profesional en el extranjero.

Todo lo dicho hasta el momento es válido para los ciudadanos de países miembros del Espacio Económico Europeo.

Ciudadanos de países no comunitarios

Si no eres ciudadano del espacio Schengen, no necesitas una visa para Francia si eres ciudadano de uno de los siguientes países:

Albania, Andorra, Antigua y Barbuda, Argentina, Barbados, Bosnia y Herzegovina, Brunei, Canadá, Chile, Costa Rica, Croacia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Israel, Malasia, Mauricio, Mónaco, Nicaragua, Nueva Zelanda, Panamá, Paraguay, San Marino, Seychelles, Ciudad del Vaticano, Taiwán, Uruguay, Montenegro, Macedonia y Serbia.

La lista se amplia con otros países, cuyos ciudadanos pueden entrar en Francia sin visado si cumplen determinados requisitos. A saber: Australia, Brasil, Corea del Sur, Estados Unidos, Japón, México, Singapur, Venezuela y las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao, en China.

Si además deseas instalarte en Francia, necesitarás un visado para estancias prolongadas (visas de long séjour).

Los ciudadanos de ciertos países africanos, como Marruecos, Argelia y Túnez, disfrutan de condiciones especiales para su entrada en Francia.

Si eres ciudadano de un país no mencionado arriba, o quieres conocer las condiciones en las que puedes obtener un visado, te ofrecemos un servicio para tramitar el visado o consultarnos tus condiciones gratuitamente. A través del siguiente botón accederás a un cuestionario gratuito con el que puedes iniciar la tramitación de tu visa para Francia:

Tu visa para Francia

 Por otra parte, una vez establecido en Francia y si te ofrecen empleo, puedes optar a un permiso de trabajo. Podemos iniciar el trámite a través de este botón:

Tu permiso de trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *