Idiomas de Francia

Idiomas de Francia

La lengua oficial del país galo es el francés. Se trata de un idioma de origen latino, por tanto emparentado con el español, el catalán o el gallego.

Sin embargo, en Francia se hablan muchas otras lenguas, pero no disfrutan de la misma protección que en España.

En el sur del país, el occitano, el provenzal, el gascón, el catalán y el corso (Córcega) son lenguas romances. En el País Vasco francés se habla euskera, en tanto que en el nordeste, en el valle del Rhin, se habla alsaciano, una lengua estrechamente emparentada con el alemán. También el neerlandés se habla en tierras galas, concretamente en el extremo norte, en la zona de Dunkerque. Por último, en la Bretaña francesa, el extremo oeste del país, se habla bretón, un idioma celta.

Para trabajar en Francia es imprescindible hablar francés.

Francés

Esta lengua comparte muchas características con el castellano, el gallego y sobre todo el catalán. Al igual que en las lenguas romances españolas, los sustantivos poseen género y número, y estos concuerdan en ambas características con adjetivos y determinantes.

Las formas verbales poseen los mismos modos y aproximadamente los mismos tiempos que en el español.

La pronunciación y la escritura difieren moderadamente entre sí, es decir, la escritura no refleja la pronunciación exacta de las palabras. Sin embargo, este fenómeno es algo menos marcado que en el inglés. A menudo, las letras a final de palabra no se pronuncian. Otra característica es el acento agudo en la mayor parte de las palabras. Esto quiere decir que en la mayor parte de las palabras la sílaba tónica es la última.

El francés cuenta con numerosos signos diacríticos: acento grave y agudo, diéresis, acento circunflejo y cedilla. Los acentos nunca indican la sílaba tónica, sino que sirven para diferenciar dos palabras homófonas entre sí (acento grave), o marcar el sonido de la “e” en el caso del agudo.

Una característica curiosa del francés es que para contar usa un sistema vigesimal, es decir, basado en el veinte. Por ejemplo, el número ochenta se llama quatre-vingt (cuatro veintes).

Un puñado de palabras:

Hola!: salut!

Buenos días: bonjour 

Buenas tardes/noches: bonsoir

Hasta luego: au revoir

Gracias: merci

Disculpe: excusez-moi

Lo siento: je suis desolé

No le entiendo: je ne comprends pas

Me llamo… : je m’appelle...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *