Idiomas de Brasil

Idiomas de Brasil

La lengua oficial de Brasil es el portugués, lo que lo convierte en el único país de América que habla ese idioma (por otra parte recordemos que los brasileños son 200 millones).

El portugués fue llevado a Brasil por los colonizadores portugueses. Previamente, se hablaban más de mil lenguas nativas en el territorio brasileño, que con el paso de los siglos se han reducido a algo más de 170 idiomas. Los lingüistas han clasificado estas lenguas nativas en cinco familias: tupí, macro-ye, arawak, caribe y pano-tucanas. La mayoría de ellas se hablan en lugares remotos del interior del país, en comunidades pequeñas. La ley no suele proteger estas lenguas, más que en muy contados casos, como ocurre en Sao Gabriel de Cachoeira. En esta localidad del estado de Amazonas, el portugués se considera lengua cooficial junto con el nheengatú, el tucano y el baniwa.

Además de las lenguas originales de Brasil, existen en el sur de país algunas comunidades numerosas que hablan el italiano y el alemán. Una curiosidad de este país, que demuestra sus impresionantes dimensiones humanas, es que en las regiones profundas del Amazonas todavía existen grupos humanos que no han sido jamás contactados por la sociedad mayoritaria, y que por tanto lo desconocen todo del mundo exterior.

Pero de todas maneras, ya sea para buscar trabajo, para hacer negocios en Brasil o para comunicarse, es imprescindible hablar el portugués.

El portugués de Brasil

El idioma portugués comparte orígenes con el gallego, aunque este último acabó siendo muy influido por el castellano. El portugués, por su parte, evolucionó de forma independiente durante siglos, hasta su forma actual.

La lengua lusa fue llevada a Brasil por los colonizadores lusos, donde fue influida por las lenguas nativas, especialmente las del tronco tupí. Todas estas influencias imprimieron en el idioma el carácter que muestra en la actualidad.

De entre todas las lenguas latinas, al menos las habladas en otros países, el portugués es la que muestra mayores coincidencias con el castellano en los aspectos léxico y gramatical. Los lingüistas estiman que sus coincidencias ascienden al 89%. No obstante, si atendemos a la pronunciación, la distancia entre ambas lenguas es mayor. De la misma manera, entre el portugués europeo y el americano también hay diferencias, sobre todo en el ámbito de la pronunciación, tal como ocurre entre el castellano de España y el de Argentina.

Veamos algunas singularidades del portugués que se habla en Brasil:

  • El pronombre tu apenas se usa, en detrimento de la manera formal você (usted), que se emplea incluso en las situaciones informales.
  • La "rr" se pronuncia de manera similar a la "j" del castellano. Así, la palabra carrera se pronunciaría cajera. 
  • La "l" al final de palabra se pronuncia velarizada, no como en el catalán, sino mucho más, hasta convertirse en una especie de "u". Así, la palabra Brasil se dice Brasiu. 
  • El fonema "t" se pronuncia como una "ch", de manera que tigre sonaría chigre. De manera similar, la "d" suena parecido a una "gi" del italiano o del valenciano. La palabra día suena como gía. 
  • Muchas parejas de consonantes se han reducido respecto al portugués europeo. Así las palabras contacto, acçao, direcçao o Egipto se convierten en contato, açao, direçao y Egito.

Un puñado de palabras:

Hola!: olá! 

Buenos días: bom dia  

Buenas tardes: boas tardes

Buenas noches: boas noites 

Hasta luego: até depois

Gracias: obrigado

Disculpe: desculpe

Lo siento: desculpe

No le entiendo: nao entendo

Me llamo… :  chamo-me

 
© Copyright 2013 Currantessinfronteras.com