Currículum en Brasil

Candidatura de trabajo en Brasil

En esta sección de explicamos cómo preparar un currículum en Brasil, además de una carta de presentación y una entrevista de trabajo. Si lo deseas, nuestros expertos pueden preparar tu candidatura, tu marca personal y tu página web, además de ayudarte a hacer un videocurrículum:

Nuestros expertos te ayudamos

Carta de presentación

La carta de apresentaçao, que es su nombre en portugués, es lo primero que el empleador verá de nuestra candidatura. Este documento puede variar según las circunstancias.No es lo mismo si:

  1. Nuestra carta responde a una oferta de empleo: en ese caso el texto será directo y breve muy largo, unas diez líneas serán suficientes. Puedes empezar diciendo dónde has visto el anuncio, porque te interesa, y continuar mencionando tres o cuatro habilidades que te hacen merecedor del puesto e invitando al empleador a que lea tu currículum. Si te lo piden, adjunta una foto con un clip, aunque esta debe estar incluida en el currículum. No es recomendable hablar del salario, como no sea para decir que estás abierto a negociarlo. Por último es importante dirigir la carta al departamento o persona que figura en el anuncio. Recuerda que puedes informarte sobre ella en la red social de profesionales Linkedin.
  2. Se trata de una candidatura espontánea: debes dirigirla al respondable del departamento donde esperas trabajar. Importante es no adjuntar el currículum. Tampoco has de pedir empleo directamente, menciona que buscas orientación, consejo, sugerencias. No tienes nada que perder. Si no hay ninguna vacante de empleo en la empresa, y la carta les gusta pueden dirigirte a otros departamentos u otra empresa. Es muy interesante también que, si tienes algún conocido común con el destinatario de la carta, lo menciones también.
  3. Respondemos a una negativa de la empresa: puedes mostrarte decepcionado, pero no caigas en la autocompasión. Tampoco vayas al otro extremo y te muestres cínico. Puedes mencionar que sigues convencido de que eres el mejor candidato para el puesto.

En resumen, una carta de presentacióin ha de ser simpática, agradable, y debes mostrar la diferencia que marcas respecto a otros candidatos. Deja muy claro qué ventaja obtendrá la empresa si te contrata. Es importante también que esté bien escrita; recuerda que es el reclamo para que los empleadores lean tu currículum.

Currículum

El currículum (currículo en portugués) ha de ser claro, sucinto y ha de atraer la atención del empleador. El objeetivo del currículum es evidenciar tus habilidades, conquistas y experiencia.

Un buen currículum debe reunir las siguientes cualidades:

  • Ha de resumir de forma clara, objetiva, concisa, atrayente y verdadera tu experiencia pasada
  • Debe ser actualizado de forma constante y ha de tener una buena presentación y una redacción correcta y adecuada.
  • Tiene que hacerte destacar de entre una multitud de candidatos, que son tus competidores.
  • Llama la atención de quien lo lee y aumenta las posibilidades de que seas contratado.

En definitiva, el currículum es tu herramienta para acceder a una entrevista, y la herramienta del entrevistador para informarse de ti. Para lograr todo esto, el currículum ha de responder las siguientes preguntas:

  • ¿Qué quieres?: tus objetivos profesionales han de quedar claros. Puedes ser más o menos específico, mencionando un cargo concreto o un objetivo general, pero quedando claro cuál es tu fin.
  • ¿Por qué lo quieres?: has de presentar buenos motivos por los cuáles te consideras adecuado para el puesto al que aspiras. En este sentido, en el currículum conviene hacer hincapié en aquellas experiencias que tengan más relación con el puesto demandado.
  • ¿En qué contribuiste?: tienes que destacar qué aportaste a las empresas en las que estuviste. Es bueno mostrar a tu posible empleador qué puedes aportar a la empresa.
  • ¿Eres organizado?: un currículum bien organizado y estructurado dice que tienes la cabeza bien amueblada para conseguir tus objetivos, y eso siempre es bueno.
  • ¿Cómo te comunicas?: utiliza un lenguaje directo, conciso y objetivo. Para ello utiliza frases cortas, si es posible introducidas por verbos de acción. Ejemplos en portugués serían: construi (construí),  aumentei (aumenté), implantei (implanté), expandi (expandí). Y aunque utilices la primera persona, evita emplear el pronombre eu (yo), ya que puede dar una impresión de falta de modestia. Evita también el empleo de adverbios subjetivos, como extremamente o fortemente. A la hora de redactar intenta dar una impresión moderna y dinámica. Y no olvides los empleadores tienen que elegir entre pilas de currículos; cuanto más les facilites las cosas mejor para ti.
  • ¿Eres positivo?: el currículum debe hablar bien de ti, sin mentir, con optimismo. Muestra al principio la información más importante, y deja para el final los aspectos secundarias. El currículum debe captar la atención del empleador desde el principio.

Estructura de presentación

  1. Datos personales: son el primer elemento del currículum, y deben incluir tu nombre, dirección, teléfono y correo electrónico.
  2. Objetivos: de manera destacada, debes mencionar tus objetivos profesionales. Por ejemplo: Engenheiro civil. Indica un sólo puesto, aunque tengas más de un objetivo profesional. En ese caso es aconsejable que envíes un currículum por cada uno de tus objetivos profesionales.
  3. Cualificaciones: los empleadores brasileños esperan que un resumen de tus cualidades y experiencias profesionales. Más que cargos o títulos son habilidades aprendidas, que te acercan al puesto al que aspiras. Has de ser breve y directo, no pongas más de cuatro cualificaciones. A modo de ejemplo: Engenheiro con 10 anos d'experiência en planejamiento de obras de construçao civil: industrias e aeroportos, trabalho em equipe,  habilidade com pessoas.
  4. Formación académica: ordenada de más reciente a más antigua. Deben figurar tus títulos, centro de enseñanza, y el año de finalización, o mejor todavía, el año de inicio y el de finalización de los estudios. Conviene que destaques el nivel técnico o de enseñanza medio sólo cuando los estudios estén relacionados con el puesto al que aspiras.
  5. Experiencia profesional: en orden cronológico inverso, es decir de más reciente a antiguo, menciona cada empresa, el tiempo que estuviste en ella y la tarea desempeñada. Si fuiste promocionado muchas veces en un empleo es interesante destacarlo, pero hazlo con brevedad. Si se trata de un empleo en el que has promocionado mucho, coloca las fechas de comienzo y fin del contrato a la izquierda de la página, y las de las funciones desempeñadas a la derecha. Si todas las fechas aparecen juntas, puedes dar la impresión errónea de que cambias de empleo con mucha frecuencia.
  6. Referencias profesionales: puedes incluir aquí o a parte del currículo la lista de referencias.
  7. Idiomas: especifica tus títulos y nivel alcanzado. Las experiencias de intercambio son muy bien valoradas.
  8. Información complementaria: incluye específicamente aquellos cursos, seminarios y actividades que tengan relación con el empleo al que aspiras.
  9. Actividades complementarias: puedes mencionar, si lo consideras oportuno, actividades que hayas realizado en el medio académico o social, que puedan tener interés para tu empleador.

El currículum ha de ser de dos páginas como máximo, claro y sencillo de leer, con letra del tamaño adecuado (se suele utilizar Arial 12). Debe ser también atractivo, pero no pomposo.

Si lo deseas, nuestros expertos pueden ayudarte:  Ayuda experta

Entrevista de trabajo

Tu currículum ha tenido éxito, ¡Enhorabuena! Ahora llega el momento de la entrevista. Es una parte del proceso que requiere preparación, porque esta vez ya no dependes sólo de ti mismo.

Has de saber que en Brasil las entrevistas de trabajo pueden ser muy largas, así que conviene que reserves un tiempo apropiado. No hagas planes inmediatos para después de la entrevista.

Es recomendable, en todos los casos y todos los países, que te informes sobre la empresa y sobre tus posibles entrevistadores. Para ayudarte en esta tarea puedes utilizar linkedin, una importante red social de profesionales.

De acuerdo con el experto brasileño Miguel Fernandes Barros, las entrevistas pretenden, en el fondo, evaluar la capacidad de comunicación de los canditatos.  A menudo, la persona entrevistada no llega a saber lo que se espera de ella. Para salir airoso de este trance las claves son mantener la calma, ser sincero, auténtico, humilde, honesto y puntual; estos son los secretos para superar cualquier sorpresa que te tengan preparada, puntualiza Fernandes Barros.

Existen numerosos tipos de entrevista. Veamos a continuación algunas de ellas:

  • Entrevista de selección por competencia: las empresas preparan la entrevista en función de las competencias que requiere el puesto que esperan cubrir. En estas entrevistas te evaluarán respecto a unas competencias muy concretas, que se pueden clasificar en atributos (características personales como flexibilidad, liderazgo o emprendedurismo), práctica (tus habilidades para desenvolverte en el ámbito profesional, interacción con los compañeros) y técnicas (las destrezas técnicas propias de la profesión).
  • Stress: se evalúa la capacidad de autocontrol del candidato. El entrevistador puede ser sarcástico, en definitiva puede intentar provocarte. Para estas entrevistas has de mantener el aplomo y no dejarte llevar al terreno de lo personal. Por fortuna, este tipo de entrevistas están cayendo en desuso.
  • Entrevistas abiertas y dirigidas: son las más comunes. El entrevistador intentará averiguar si tu personalidad y tus habilidades encajan bien en la empresa. En ese caso, intenta informarte bien del trabajo que realiza la compañía. Este punto se valora muy bien. Asimismo, si la entrevista ocurre en un ambiente informal, como puede ser un restaurante, intenta ser comedido, ya que se evalúan tus habilidades sociales. No bebas alcohol ni pidas platos muy difíciles de comer.
  • Entrevistas con más de un seleccionador: intenta siempre hablar mirando a la persona que te pregunta, más que al grupo. Es posible que te planteen un problema para evaluar como lo resuelves. En ese caso, no te entretengas en buscar una solución genial al problema. Es mejor que muestres eficacia y decisión para encararlo.
  • Entrevista por teléfono: muchas compañías optan por las entrevistas telefónicas, para quitarse de encima aquellos candidatos menos cualificados. La ventaja de este tipo de entrevistas es que puedes preparar tus respuestas, e incluso hacerte una chuletilla con las posibles preguntas, problemas y sus respuestas. En todo caso, has de ser rápido en la respuesta, y no dudar. Asimismo, si te preguntan por el salario, deja el tema para más tarde, réstale importancia. Y por último, recuerda siempre que una entrevista telefónica ha de ser el paso previo para una entrevista persona. Tu objetivo es llegar a concertarla.
  • Entrevista por internet: al igual que la entrevista telefónica, se considera una fase preliminar para quitarse de encima muchos candidatos. Se realiza via chat, concertando una hora. Es importante que seas sincero, porque todo se puede comprobar. Y recuerda también que es un paso previo para una entrevista en persona.

© Copyright 2013 Currantessinfronteras.com