Leyes y sistema sanitario en Alemania

Legislación laboral y salud pública en Alemania

En este artículo te explicamos cómo funcionan los contratos en Alemania, el salario, la baja por enfermedad, y despido, así como las vacaciones laborales en Alemania. También te hablamos sobre el sistema sanitario alemán, que se basa en unos seguros obligatorios llamados krankenkasse. En resumen, información útil sobre las leyes y el sistema sanitario de Alemania 

Contratos en Alemania

Los contratos de trabajo son de dos tipos, temporales o indefinidos. Los empleadores pueden celebrar contratos temporales de hasta dos años sin consignar un motivo para ello. Dentro de este periodo se puede prorrogar el contrato hasta en tres ocasiones.

El periodo de prueba pactado será de seis meses máximo. Durante el transcurso del mismo los plazos de rescisión serán los menores que permita la ley.

Los puntos que incluye un contrato laboral en Alemania son los siguientes:

  1. La actividad a realizar, las áreas de trabajo y, eventualmente, si se le pueden asignar al trabajador tareas parecidas con una cualificación similar.
  2. Cuándo se va a comenzar a trabajar.
  3. la jornada laboral (principio y fin) y la disponibilidad para realizar horas extras,
  4. La duración del período de prueba y los plazos de rescisión mínimos que se podrían pactar,
  5. Los plazos de rescisión especiales (plazos máximos) para la relación laboral una vez que haya finalizado el período de prueba
  6. Lugar donde se desempeñará el trabajo,
  7. El tipo y el importe de la remuneración, la forma de pago y el vencimiento (desglose del cálculo de la remuneración),
  8. otras bonificaciones (paga de Navidad, de vacaciones, gratificaciones, etc.),
  9. Prestaciones patrimoniales, tipo e importe,
  10. Duración del derecho a vacaciones,
  11. Regulación de actividades secundarias,
  12. La prohibición de ejercer competencia una vez que haya finalizado la relación laboral (cláusula de no competencia).

Salario

En Alemania no existe un salario mínimo interprofesional, pero el sueldo medio se sitúa en los 3350 euros mensuales, del que una parte importante se va en impuestos, como veremos más abajo. En muchas profesiones son los convenios colectivos los que marcan los mínimos a cobrar.

El 9% de los trabajadores trabajan en minijobs o microempleos, que suponen sueldos mensuales tan bajos como 500 euros o menos.

Sin embargo, el pasado marzo de 2013, la oposición a Merkel, formada por los socialistas del SPD, los Verdes y otras formaciones, forzó en el Bundestag la aprobación de un salario mínimo interprofesional de 8,5 € la hora. De salir en adelante la propuesta, podríamos estar hablando del final de los minijobs, la gran cruz del mercado laboral germano.

Baja por enfermedad

En caso de baja por enfermedad, el empresario estará obligado a abonar el salario íntegro durante 6 semanas. Por supuesto, el trabajador deberá presentar el certificado médico en un plazo de 3 días.

A partir de la sexta semana de baja, el trabajador recibirá una prestación pública por el 70% del importe de su sueldo.

Vacaciones

La ley estipula para las vacaciones una duración de 24 días laborales, incluyendo los sábados. Sin embargo, en virtud de los convenios colectivos, las vacaciones suelen extenderse hasta los 30 días para la mayor parte de los trabajadores. La duración de las vacaciones es la misma para los trabajadores a tiempo parcial y para aquellos con contrato indefinido. Algunos colectivos, como discapacitados graves o jóvenes, tienen derecho a una prolongación de las vacaciones.

Despido

Existe el despido ordinario y el extraordinario, así como el derivado de un cambio sustancial en las condiciones de trabajo. En las empresas con comité de empresa se deberé consultar con éste antes de formalizarse el despido. Se considerará nulo todo despido que se formalice de espaldas a este órgano.

El plazo de preaviso, antes de la extinción del contrato, es de dos semanas para empleados temporales, y al menos 4 semanas para los idefinidos.

La trabajadores pueden contar con protección por desempleo sin han trabajado durante al menos 6 meses en una empresa con más de 5 trabajadores.

No obstante, para hacer efectivos estos derechos, es necesario presentarse ante la Agencia Federal de Empleo al saber que el contrato se va a acabar o se ha rescindido.

 

Impuestos

El IVA alemán tiene una tasa ordinaria del 19%, y en su versión reducida el 7%.

Los impuestos sobre el salario, son de carácter progresivo. Aparecen especificados en la Lohnsteuerklasse, una tarjeta que es entregada por la Administración Local, y en la que el empleador anota el salario anual y otros datos. Los impuestos se descuentan mensualmente del salario bruto.

Si no estás de acuerdo con las cantidades retenidas, al finalizar el año fiscal puedes presentar la tarjeta Lohnsteuerklasse junto con la Einkommenssteuererklärung, o declaración de la renta, en la oficina de Hacienda, la Finanzamt. A través de este trámite se calculan todos los ingresos del año anterior, y Hacienda devuelve el dinero pagado de más.

Además, dependiendo del estado civil, los impuestos sobre el salario se enmarcan en seis tipos impositivos, del I al VI.

  • Lohnsteuerklasse I: solteros, viudos y casados que no conviven juntos.
  • Lohnsteuerklasse II:  corresponde a los trabajadores antes indicados cuando tienen algún hijo a su cargo.
  • Lohnsteuerklasse III: trabajadores casados que residen en el mismo domicilio, si uno de los dos no trabaja, o si uno de los dos, trabajando, ha elegido la clase V.
  • Lohnsteuerklasse IV: si ambos cónyuges trabajan y residen en el mismo domicilio. En este caso, pueden elegir la clase IV, o uno la clase V y el otro la III.
  • Lohnsteuerklasse V: corresponde al casado que trabaja, si su cónyuge se enmarca en la clase III.   
  • Lohnsteuerklasse VI: trabajadores pluriempleados. Por cada empleo se les puede extender una tarjeta de la clase VI.   

Por último, los miembros de la iglesia católica o la protestante pagan un impuesto eclesiástico. Lo mismo ocurre con los miembros de la comunidad judía. El resto de las confesiones carecen de impuestos especiales.

Un ciudadano, previo pago de 50 € puede elegir no tributar el impuesto eclesiástico. No obstante, esto supone renunciar a los servicios que ofrecen la iglesia (protestante o católica), como por ejemplo guarderías.

Seguridad social

La seguridad social alemana cubre a todos los empleados, pensionistas, estudiantes, aprendices y sus respectivas familias.

El sistema cubre cinco áreas: asistencia sanitaria, invalidez, jubilación, accidentes laborales y desempleo.

La contribución a la seguridad social es de aproximadamente el 20% del salario.

Los geringfügig Beschäftigter, o empleados restringidos, es decir, aquellos que trabajan menos de 50 días al año, o tienen un salario inferior a los 400 euros, no pagan ni seguridad social ni impuestos. No obstante, han de estar inscritos en la seguridad social para tener asistencia sanitaria.

Sistema sanitario alemán

El sistema alemán de salud funciona a base de krankenkasse. Estos son seguros o modalidades de cobertura sanitaria, unos públicos otros privados, que los ciudadanos contratan en función de ciertos requisitos. Por ejemplo, el firmar un contrato con una empresa puede conllevar afiliarse a una krankenkasse determinada. Al finalizar el contrato, sin embargo, podemos escoger otras. Pero si nuestra krankenkasse la hemos elegido nosotros, está prohibido por ley cambiarse a otras.

Como hemos dicho, hay krankenkasse públicas y privadas. A las públicas puede acceder cualquiera, para las privadas, en cambio, es necesario ganar un salario mínimo determinado. Pero estar afiliado a ellas supone desgravaciones de impuestos. Otra ventaja es que son coberturas flexibles, que se adaptan a las necesidades sanitarias del afiliado. Por ejemplo, si tienes problemas de vista, puedes contratar una cobertura de oftalmología que sea superior, o por ejemplo, si tienes problemas odontológicos, puedes contratar una krankenkasse especializada en odontología.

El coste de las krankenkasse es variable. Así, si eres trabajador asalariado pagas aproximadamente el 20% de tu sueldo mensual. Los estudiantes tributan con alrededor de 65 euros mensuales, y quienes contratan el seguro de manera independiente pagan unos 150 euros. Para los autónomos se calcula en base a los ingresos anuales, y deben pagar un coste que varía en un rango entre los 350 y los 3350 euros aproximadamente. Si estás en el paro, cobrando subsidio por desempleo (ALG I o ALGII), la cobertura sanitaria es gratuita.

Atención, cuando lleves un año en Alemania, es obligatorio afiliarte a una krankenkasse. Si no lo haces te pueden multar haciéndote abonar las mensualidades atrasadas. Los documentos que te pueden pedir para darte de alta son:

  • Pasaporte
  • Empadronamiento (Anmeldunng)
  • Formulario E-104
  • Certificado de libre circulación (Freizugigkeitsbescheinigung)
  • Justificación de los ingresos mensuales o datos de la empresa que te contrata.

Una curiosidad de este sistema es que, en algunos casos, las krakenkasse premian a aquellos asegurados que demuestren que llevan una vida saludable.

Para más información, puedes visitar el Ministerio Federal para la Salud y la Seguridad Social.