Idioma de Alemania

La lengua alemana

Hablado por más de 100 millones de europeos, el Alemán es la lengua con más hablantes en la Unión Europea. Es idioma oficial en Alemania, Austria, dos tercios de Suiza, Liechtenstein y también en zonas fronterizas de Dinamarca, Italia y Bélgica.

Se trata de una lengua del tronco germánico, como lo es el neerlandés, el danés, el noruego, el sueco o el propio inglés.

Existen dos grandes tópicos respecto al alemán. En primer lugar, que no es una lengua bella, pero lo cierto es que también hay poesía, música y literatura en alemán, que suenan igual de bien que en cualquier otro idioma.

El segundo tópico es su dificultad de aprendizaje. Pero también esto es relativo. A diferencia del inglés, el alemán es una lengua con una ortografía bastante racional (se lee más o menos como se escribe). Su mala fama estriba quizá en su sistema de declinaciones, un rasgo que comparte con muchas otras lenguas, como el latín o el ruso. En español los pronombres también se declinan, por lo que sabemos más de declinaciones de lo que solemos pensar. 

El sistema de declinaciones del alemán comprende los siguientes casos: nominativo, genitivo, acusativo y dativo. Asimismo, hay tres tipos de declinaciones, fuerte, débil y mixta.

Como ventajas, respecto a las lenguas latinas, están la rigidez de su estructura y las formas verbales. Estas últimas, como ocurre con el resto de lenguas germánicas, son infinitamente más sencillas que en los idiomas latinos, aunque en el caso del alemán son un poco más complejas que en el inglés.

Un puñado de palabras

Entre paréntesis figura la pronunciación aproximada de la palabra:

Hola!: hallo! (halo)

Buenos días: guten morgen (guten morgen)

Buenas tardes: guten abend (guten abend)

Buenas noches: guten nacht (gute najt)

Hasta luego: bis später (bis speta)

Gracias: danke (danke)

Disculpe: sich entschuldigen (sij entsuldigen)

Lo siento: entschuldigung (entsuldigung)

Me llamo… : ich heise (ij jaise)