Trabajo en Brasil

brasil-rio

Un vistazo al trabajo en Brasil

Las cosas han cambiado, y mucho para el trabajo en Brasil. No hace tanto que Brasil se perfilaba como la opción favorita de muchos españoles que huían de su crisis económica. Y así, mientras la economía Europea se hundía, Brasil era uno de los países del mundo que más puestos de trabajo creaba. Pero la situación ha experimentado un viraje total, muy preocupante para Brasil. Tres años antes de los Juegos Olímpicos hubieran tachado de agorero y aguafiestas al que hubiera pronosticado una fuerte recesión para el año olímpico. Pero finalmente ha ocurrido: una fuerte recesión, destrucción de empleo, son males que ahora aquejan al país carioca. Es este el único país sudamericano que destruye netamente puestos de trabajo junto con Venezuela. 

Así y todo, por sus características, sus dimensiones y su diversidad, Brasil está destinado a seguir siendo un país de oportunidades. Conviene recordar, no obstante, algunas características de su mercado laboral. En primer lugar las desigualdades salariales, con ingenieros que cobran unos 7500 € al mes y maestros de escuela que ganan apenas 300 € mensuales.

Las desigualdades han sido siempre la tónica en este gigante austral, fruto de ello es la violencia que todavía azota muchas zonas del país. Brasil sigue figurando en la lista de los países con más delincuencia del mundo, y debemos advertir de ello a nuestros currantes sin fronteras.

Pero, por otra parte, el crecimiento de Brasil en los últimos tiempos, antes de la actual crisis, han reducido de forma notable la pobreza y las desigualdades. Los logros de este país han sido aplaudidos internacionalmente, y una nueva clase media, que nunca antes había existido, ha emergido y lleva camino de convertirse en el sector predominante de la población brasileña, cuando supere el bache de la actual crisis.

Una muestra de esta lucha contra la pobreza son los programas sociales, como Bolsa Familia o Bolsa Verde, que implican el pago de una pequeña mensualidad a los más desposeidos a cambio de que escolaricen a sus hijos o cuiden los bosques. Mientras en otros países se habla de utopías, Brasil habla de logros, que cada vez alcanzan a capas más amplias de la población.

Sin embargo, en las administraciones sigue imperando una alta corrupción, y la sanidad pública sigue padeciendo escasez, aunque tiene vocación de ser universal, al contrario de lo que pasa en algún otro gran país de América. Recientemente, el Tribunal Supremo brasileño encausó a 28 miembros del anterior gobierno por corrupción, lo que se demuestra que algo se está moviendo.

En conclusión, Brasil es un nación inmensa con diversidad de situaciones. Las zonas con mayor dinamismo económico son los estados de Sao Paulo y Rio de Janeiro, que son las zonas más urbanas del país, y en el interior el estado de Minas Gerais. Ya en el sur del país, Paraná y Río Grande do Sul ofrecen también buenos indicadores económicos. Por otra parte, los estados del norte han sido tradicionalmente menos desarrollados, con considerables problemas de pobreza, pero está experimentando un fuerte despegue.

 

Paro en Brasil: 7,9% (IBGE)
Ingresos mensuales per cápita: 680 € (Banco Mundial)
Rango de salario de un graduado universitario: De 1750 a 5100 € (recomendamos te informes del caso de tu especialidad concreta) 
Precios en comparación con los españoles: 87%
Crecimiento del PIB previsto para 2014: 2,5%
Índice de Desarrollo Humano: 0,718 (84ª posición mundial)
Anuncios de empleo encontrados: Más de 275.000
Moneda: Real
Entrada desde España: Pasaporte en regla, contar con billete de vuelta y demostrar que tienes alojamiento y medios económicos suficientes para mantenerte. Si deseas pasar más de 3 meses necesitas obtener un visado.
Cómo se dice Buenos días Bom dia
Cómo se dice Gracias Obrigado
Direcciones consulares: http://consuladobrasil.es/inicio/?idioma=spanish (en Madrid)

http://www.brasilbcn.org/index.php/es/visados/ (Barcelona)

http://madri.itamaraty.gov.br/es-es/

 

Recursos de empleo en Brasil: