Trabajo en Alemania

berlin-alemania

Un vistazo a Alemania

El motor económico de Europa, tal como se conoce a Alemania, es considerado internacionalmente un modelo de estabilidad y eficiencia. Con sus 82 millones de habitantes, su potente industria y su vocación exportadora, Alemania es cabeza de la economía europea y sus decisiones afectan a todo el continente.

La economía germana ha resurgido de sus cenizas varias veces a lo largo de su historia. Actualmente está volcada a la exportación de bienes con alto valor añadido, con una balanza comercial que ocupa la tercera posición mundial. Numerosas multinacionales, cuyos productos forman parte de nuestra vida cotidiana, tienen su sede en este país, como Siemens, Volkswagen, BMW o BASF.

Todo esto conlleva que Alemania tenga unos 40 millones de trabajadores en activo, el mayor mercado laboral de Europa, con un índice de desempleo entorno al 6%. Este mercado laboral registra dos grandes problemas. Uno de ellos es una buena noticia para buscar empleo, y el otro lo contario.

Por una parte, las empresas germanas experimentan una escasez crónica de personal cualificado. Ingenieros, personal biosanitario, técnicos y docentes en áreas científicas y técnicas. Por lo que, aquellos profesionales que seáis de estas ramas, podéis encontrar buenas oportunidades en Alemania.




Por contra, Alemania carece de salario mínimo y en muchos aspectos, una regulación laboral de carácter humano. Como resultado, existen 7 millones de trabajadores precarios, cobrando salarios de 500 euros o menos al mes, o incluso un euro la hora. Si no eres un profesional altamente cualificado, es fácil que sólo encuentres empleos de este tipo.

Como en todos los países, la economía no se distribuye de forma homogénea por el territorio.  Los estados más prósperos en la actualidad son las sureñas Baviera (Bayern) y Baden Württemberg. Algunas de las ciudades más importantes de estas regiones son Munich y Stuttgart.

La Cuencia del Rin, que atraviesa todo el tercio oeste del país, de sur a norte, ha sido siempre la columna vertebral de la economía germana. A lo largo de su cuenca se sitúa Frankfurt am Mein, la capital financiera de Europa Central, y la región del Ruhr, verdadero núcleo industrial del país.

El este del país, el que fuera la antigua República Democrática Alemana, es la zona con menor actividad. Su tejido industrial y financiero sigue acusando su adaptación a la economía de mercado, después de permanecer varias décadas tras el telón de acero, hasta 1989. En las regiones orientales el índice de paro es mayor y se reducen las oportunidades de empleo en comparación con el oeste.

Para acceder al mercado laboral germano es importante poseer el grado medio de Alemán.

 

Paro en Alemania: 6,1% (Agencia Destatis)
Ingresos mensuales per cápita: 2825 €
Rango de salarios de un graduado universitario: De 2070 a 3900 €
Precios en comparación con los españoles: 124%
Crecimiento del PIB previsto para 2014: 1,4%
Índice de desarrollo humano: 0,905 (9ª posición)
Moneda: Euro
Entrada desde España: Con DNI o pasaporte en regla
Cómo se dice Buenos días: Guten morgen
Cómo se dice Gracias: Danke
Embajadas: http://www.spanien.diplo.de/Vertretung/spanien/es/Startseite.html

 




Recursos de empleo en Alemania