7 razones y 7 claves para hacer un buen videocurrículum

Cómo hacer un videocurrículum de éxito

 

¡Solo 6 segundos! Ese es el tiempo que dedican, como media, los responsables de selección de una empresas a ver cada Currículum Vitae (investigación de TheLadders realizada con Eyetracking). ¿Por que necesitas un VideoCV? A continuación te damos 7 razones para hacer un buen Videocurrículum.

  • Para diferenciarte del resto de tus competidores.
  • Para marcar tú el tiempo que dedica el empleador a mirarte. Nada de los 6 segundos de rigor.
  • Para presentarte en persona al reclutador, y no a través de un papel.
  • Para que se acuerden de ti aun mucho tiempo después de haber visto el VideoCV, cosa que no suele ocurrir con un Currículum tradicional.
  • Porque puedes repetir la grabación tantas veces como desees. Si no sale bien, hay más celuloide... ay no, que estamos en el siglo XXI y los bits ni se crean ni se destruyen, sólo se transforman.
  • Para demostrar tu creatividad. En un papel las posibilidades creativas son mucho menores que en un medio audiovisual. Y os lo dice un escritor, palabra. Mediante efectos de edición y un guión estudiado puedes demostrar de que pasta estás hecho/a en el plano creativo.
  • Para moverlo en redes sociales y hacerlo viral.  Estas son también características que no tenía el currículum tradicional. Y si haces viral tu creación, se multiplican las posibilidades de que te contraten.

Si estás decidido/a a hacer un buen VideoCV, he aquí las 7 claves de un videocurrículum exitoso.

1. Reflexión

Antes de crear tu Videocurrículum has de sentarte a pensar sobre lo que necesitas exactamente. Hazte estas dos preguntas:

  • ¿Cuánto necesito un videocurrículum? Y es que, no en todos los sectores profesionales luce igual este formato, ni todas las personas van a ganar necesariamente puntos con un videocurrículum, como señala la periodista Julieta Bolullo.
  • ¿Qué clase de videocurrículum necesito? No será lo mismo tu videoCV si eres Controller Financiero que si optas a una empresa de Diseño y Creatividad Digital. En el primer caso, tu videocurrículum ha de tener un corte más solemne, y en el segundo te puedes explayar haciendo uso de tu creatividad.

2. Guión (Brevedad)

Todos los expertos coinciden, un Videocurrículum no debe durar menos de 60 segundos ni más de 90. En ningún caso debería alcanzar los 2 minutos de duración. Recuerda, el reclutador dedica solo 6 segundos a un currículum impreso; no forcemos tanto su paciencia en un videoCV.

Así pues, el tiempo en el que has de sintetizar tus aptitudes y experiencia profesional es breve. Por tanto, hay que trabajar mucho el guión. Siempre información relevante y de interés para el reclutador.

Démosle al reclutador lo que quiere oír, pero siempre sin caer en la mentira.  

Es decir, crea tu guión en función de la persona que va a visionar tu Videocurrículum, tu destinatario tipo.

¿Qué le puede interesar más de tu valiosa experiencia?

Una vez tengas claro lo que vas a ofrecer al destinatario, plantéate el videocurrículum como una película de la que eres guionista, productor y directo. Hay muchas formas de proyectar tu guión, pero conviene que huyas de la simple lectura de tu Currículum Vitae. A partir de aquí, el campo es amplio.

Tras el saludo inicial, puedes comenzar hablando de aquellas de tus experiencias que más puedan interesar a tu destinatario, o comenzar por el final. Expon de forma concisa y directa tus experiencias profesionales relevantes, y la formación académica que te habilita para ellas. Por último, convendría que concluyeras con una llamada a la acción.

Claro está, que si tienes valor, puedes recurrir al Story Telling. Introduce narrativas, utiliza simbolismos si te atreves, . Las posibilidades creativas son infinitas con los adecuados efectos de edición y una frescura calculada. El Story Telling es sin duda la forma más complicada de crear un Videocurrículum, pero cuando sale bien lo puede hacer viral.

Un conocido ejemplo de Story Telling es el de Núria Fusté: una propuesta muy original que tuvo éxito a pesar de superar en mucho el tiempo recomendado.

Otro ejemplo creativo es el de Ana Gómez, directo, conciso y fresco.

Acuérdate de aportar tus datos personales en la despedida. No vayamos a dejarles con la intriga.

3 Preparación

Selecciona adecuadamente el escenario, tu aspecto y prepara la cámara.

El escenario debe ser silencioso y con una iluminación adecuada. No deben existir sonidos ajenos a la grabación, y en su aspecto el escenario debe traslucir orden y profesionalidad. Pero sobre todo no debe haber detalles o sonidos que distraigan de lo más importante: tu persona y tu mensaje.

Para que el fondo no distraiga, puedes eligir colores neutros para el mismo. Comprueba que no se producen brillos. Lo ideal es elegir un plano cerrado, sin que sea un primer plano. Claro está, según el guión puede haber movimientos de cámara u artificios creativos de postproducción. Pero en su manera fundamental, conviene elegir un plano similar al del mensaje navideño de cualquier jefe de estado. Con aire entre la cámara y tú, sin que sea un estricto primer plano. Asegúrate, por supuesto, de que la cámara está recta.

Respecto al vestuario y el maquillaje, has de reflejar un justo equilibrio entre profesionalidad y naturalidad. Piensa que esto es como una entrevista de trabajo, pero eres tu quien controla el medio y la situación. Recuerda también que una mayor comodidad, redunda en una mayor naturalidad.

4 Grabación

Llegó el momento de la verdad. Cámara y Acción. Ahora es cuando has de mostrar todas las cartas que has ido preparando hasta este punto.

Al comenzar la grabación, deja pasar un par de segundos mirando a cámara antes de comenzar a hablar. Es recomendable que hagas lo mismo al concluir.

5 Repeticiones

6 Edición (+ creatividad)

7 Movimiento

 

 

 

1 Reflexión antes de empezar

2 No siempre es necesario

3. El saludo inicial. Primera parte.

4. La experiencia . segunda parte.

5. Resumen, tercera parte

6. El lugar de grabación

7. Repeticiones

8. Edición cuidada

9. Mover el videocurrículum

10. Mantenerlo actualizado


  1. Asegurarse de que es apropiado.
  2. No solo leas tu currículum.
  3. Hazlo corto.
  4. Que no te asuste ser creativo.
  5. Asegúrate de que pasa el test de compartirlo.